A veces nos podemos encontrar con esta tragedia: “Llevamos años con un blog tratando de conseguir ingresos y la cosa no funciona. Apenas hemos sobrepasado una cantidad ínfima en la publicidad de Adsense, no vendemos afiliados y no conseguimos que ninguna iniciativa funcione. Creo que la solución es tirar la toalla”.

 

Sin dinero

 

Lo primero de todo es no desesperarse, ni sacar ideas falsas sobre la posibilidad de ganar dinero con un blog. Hay muchas personas que ya viven de sus blogs. Y no estoy hablando sólo de grandes empresas con cientos de miles de visitas. Hablo de personas que en el espacio de 1, 2 o 3 años están consiguiendo ingresos, hasta el punto de que en algún momento deciden abandonar su trabajo.

 

Si tú en concreto ves que no lo estás consiguiendo, no te preocupes. Hay que pensar con la cabeza fría y hacer un análisis o diagnóstico para saber por qué el blog no vende. Te advierto que voy a ser un poco duro, pero mi deseo es ayudarte a que salgas adelante.

 

 

Razones por las que un blog no resulta rentable

 

Un blog puede no resultar rentable por mil motivos, pero estas son las razones básicas por las que puede que tu proyecto en Internet no funciona. Puede que no las cometas todas, sino sólo algunas, pero son suficiente motivo para que tu blog no despegue económicamente. Veamos:

 

  1. No consigues muchas visitas. Un blog que no consigue posicionarse en Internet, ni obtiene suficientes visitas, es muy probable que tenga pocas ventas. Lo lógico es que sólo un porcentaje de tus lectores compre (pongamos un 10%) y tienes que conseguir tener suficiente volumen de visitantes para obtener un ingreso
  2. Tu blog no está segmentado. Llegan muchas visitas a tu web (casi nunca sucederá si tu blog no trata de una temática en concreto), pero tu problema es que no lo has segmentado. Unos días hablas sobre un tema y otros de otro, de manera que puede que llegan personas atraídas por temas relacionados con cosas que no estás vendiendo. Si escribes de móviles, no vendas afiliados de viajes, seguros o cosas que no tengan que ver con telefonía
  3. No has dado con el nicho adecuado. Te has metido en un nicho de mercado en el que hay demasiada competencia y no consigues posicionar tu blog. O te has metido en un micronicho en el que es imposible vender porque lo que das no es algo por lo que la gente pagaría. Debes hacer un estudio de mercado online con las herramientas de Google para ver las búsquedas de tu
  4. Escribes para la competencia. Has enfocado mal tu blog y estás escribiendo para satisfacer las necesidades de tu competencia, no de tu clientela. Esto es muy fácil cuando somos expertos en un tema y hablamos sobre temas de nuestra profesión. Resulta que buscando en Google, los que más llegan son los que se dedican a lo mismo que nosotros y, claro, no nos van a comprar. Tienes que hacer un esfuerzo por escribir y enfocar tu blog hacia tus potenciales
  5. Sólo sabes hablar de ti. No aportas contenido valioso para tus lectores y has llenado tu blog con artículos sobre lo genial y maravillosa que es tu empresa de juguetes, pero no sobre “juegos para regalar esta navidad a un chico de 10 años” o “los mejores juegos para tu hija”. Intenta hablar más sobre los problemas de tus lectores y no mencionar a tu empresa más que en 1 de cada 7
  6. Haces demasiada publicidad. Usas un lenguaje demasiado publicitario, pones enlaces de afiliados en el 100% de tus artículos, todos tus textos van orientados a la venta y no dejas descanso ni equilibrio a tus lectores. Debes escribir contenidos que no vayan siempre directamente enfocados a la venta; a ser posible, el 70-80% debería estar dedicado a resolver problemas y
  7. No intentas vender. Puede que hables mucho sobre los problemas de tus lectores, pero tus enlaces de suscripción son pocos, están escondidos y es difícil encontrarlos. Deberían estar a la vista, pero no en la primera página (para no alarmar a nadie), sino en la
  8. Eres demasiado caro/barato. No has hecho un estudio de mercado viendo los precios de tus competidores, y estás ofreciendo unos precios demasiado elevados o muy baratos. Así resulta difícil vender, ya que tus clientes piensan que das algo de mala calidad o bien está fuera de sus posibilidades. Debes ajustarte a las leyes de la oferta y la demanda.

 

Bueno, estas son sólo algunas de las razones por las que un blog no vende. Espero que puedas ponerles una solución lo antes posible, y si tienes alguna duda, no dudes en pedirme ayuda. ¿Conoces más razones por las que un blog pueda estar perdiendo dinero? Seguro que sí, porque me he dejado un montón. Di la que se te ocurra en los comentarios.