¿Quién diría hace un par de años que un juego de dulces y colores llamativos sería una idea grandiosa y muy rentable por Internet? Me encuentro escribiendo sobre un juego donde el reto es movilizar dulces hasta lograr reunir grupos de tres en la misma fila, esto después de superar obstáculos sencillos y divertidos.

¿Así de simple puede llegar al éxito un juego? Así es, así de simple pero estratégico. El día de hoy comentaré algunos de los factores que han llevado al éxito este emprendimiento digital. Me respaldan las más de 500 millones de descargas que ha logrado este juego, dejando un balance de miles de millones de dólares.

 

Candy Crush

 

 

¿Por qué Candy Crush llegó al éxito?

 

Siempre lo he dicho, la simplicidad en el gusto puede llegar a ser la clave del éxito rotundo. Y prueba de ella es lo que este juego ofrece. He utilizado el juego en varias ocasiones y sus características me son irresistibles, algunas de ellas son:

 

  • El concepto del juego es entendible a niveles increíbles
  • Los controles no son sofisticados y su uso es entretenido
  • No utiliza sistemas complejos en 3D
  • Lo puede jugar todo tipo de público
  • La descarga no es complicada y es ¡gratuita!
  • Se puede utilizar en todo tipo de dispositivo móvil
  • Se adapta a cualquier plataforma operativa (Apple, Windows, Android, etc.)

 

Todas estas características son perfectas. Pero lo que realmente promociona este juego por Internet es que funciona a través de la plataforma de Facebook, esto lo hace altamente social. Esto nos deja las primeras dos lecciones, la simplicidad puede llegar al éxito y el las redes sociales son el camino exacto para darnos a conocer.

 

 

¿Seguir su modelo negocio?

 

Para hacerlo le explico su funcionalidad resumida. El reto es seguir avanzando de niveles, para ellos solo debe cumplir los objetivos propuestos “eliminar las gelatinas” o “bajar las frutas”. Si se tiene éxito se puede seguir avanzando y jugar ilimitadamente. Pero si en un nivel pierde las cinco vidas que le otorga el juego, entonces debe acudir a sus amigos en Facebook para que estos le ayuden obsequiando una vida adicional, o bien -y aquí viene lo que me encanta de este sistema-, comprar una vida pagando un par de dólares desde su tarjeta de crédito.

Hagamos un par de cuentas para descubrir el potencial de este sistema. Suponiendo que de los 50 millones de usuarios que utilizan Candy Crush, al menos el 3% compre vidas, ese mismo 3% se convierte en unos 1.500.000 usuarios. Ahora bien, si en promedio ellas llegasen a invertir unos USD$ 10 al mes para seguir con su juego, entonces las cuentas dirían que la ganancia al mes sería de 15 millones de dólares.

¡Negocio de locura! Este juego, estimado lector, representa  gran parte de lo que siempre he comentado, es decir, un producto o servicio que el público en general esté buscando, estrategia de Social Media, simplicidad en su uso, etc. Por eso vuelvo a recalcar, si usted aún cree que su idea es demasiado simple, piénselo dos veces.

Pero lo que más me sorprende de todo es que este juego no ofrece premiso reales, es tan solo la satisfacción personal de lograr pasar un reto entretenido, y mejor aún, demostrar que se es mejor que el resto de amigos en Facebook. Es por esto y por más, que Candy Crush nos enseña a realizar negocios exitosos.