Amigo mío: desde el momento en el que te preguntas “¿cómo crear una tienda online?”, ya estás empezando a hablar en el idioma de los negocios. Quieres vender productos por internet y dedicarte al comercio electrónico de forma seria, comercializando una mercancía que verdaderamente valga la pena, buscar el mejor posicionamiento, crear una marca y finalmente ganar dinero con tu propia tienda virtual.

Aquí vamos a hablarte de todo lo que necesitas saber sobre cómo puedes crear tu propia tienda por internet paso a paso y ganar dinero con ella, desde cómo elegir un nicho de negocio hasta los programas que puedes utilizar para empezar a vender en la nube. ¿Nos acompañas en esta aventura? ¿Quieres convertirte en un vendedor online? ¡Pues empecemos!

tienda online

1. Elige un nicho de negocio

No puedes vender una amplia variedad de cosas a todo el mundo. En Internet triunfa la tienda de productos especializados. Esto es lo único que vas a lograr posicionar en poco tiempo. Y cuando digo poco tiempo, quiero decir de 6 meses a 1 año trabajando duro. Antes de empezar, lo mejor es que hagas un estudio de mercado online, analizando tu competencia, en términos de SEO y posicionamiento web.

Si lo piensas, verás que resulta bastante lógico. ¿Es sensato montar una tienda de libros generalista para hacerle la competencia a Amazon, El Corte Inglés, la Casa del Libro y el Fnac? Puede que obtuvieras algunas ventas, pero si quieres que sea un negocio deberás pensar en algo en que puedas destacar. De cara al posicionamiento, lo generalista no funciona. Piensa más en clave de nichos de negocio específicos: tienda de robots caseros, tienda de helicópteros teledirigidos, etc.

2. Busca proveedores

Una vez que has dado con la clave, necesitas buscar proveedores que te proporcionen los productos. Quizás ya tengas una tienda offline y no necesites este paso, pero si no es tu situación seguramente deberías buscar empresas mayoristas, comparar precios y ver si estás en condiciones de contar con un stock o bien vender por encargo.

Tienes la opción del dropshipping, es decir, asociarte con una empresa proveedora que efectúe los envíos en tu lugar para que puedas hacer las transacciones desde tu tienda sin disponer de la mercancía. En cualquiera de los casos, este es un punto importante porque determinará entre otras cosas la disponibilidad, el tiempo de espera y el número de artículos que subirás a tu plataforma.

3. Piensa en políticas de envío, métodos de pago, etc…

Sé que te gustaría que empezase por cómo se puede crear la página web de nuestra tienda online, pero hay aspectos importantes para conseguir fidelización. Piensa que uno de los elementos que va a marcar la diferencia son estos detalles: el comprador quiere tener su artículo de 1 a 3 días; cuanto antes, mejor. Si tarda mucho, es probable que ya no te vuelva a comprar y se vaya a otro sitio. Para eso deberás buscar una agencia de envíos que no sea excesivamente cara y ofrecer también el envío por correo (siempre certificado): una opción es cobrar más caro o más barato según lo quiera en 24 horas o en más tiempo.

Otro aspecto importante son los métodos de pago. Hay gente que sólo compra por Paypal porque no quiere proporcionar el número de su cuenta bancaria por Internet y su banco no le proporciona un número distinto para cada transacción. Hay otros que no saben lo que es Paypal y prefieren pagar con su tarjeta de débito o de crédito. Y directamente hay gente que no paga por Internet: quiere envío por transferencia bancaria, a la vieja usanza.

Lo mejor es ganarse a todos los clientes ofreciendo todas las formas de pago que te convengan. La única pega puede estar con el contrarrembolso por correo postal, ya que si la persona no recoge el pedido pagarías tú los gastos sin que la persona haya pagado previamente.

4. Crea tu tienda online

Lo primero que necesitarás es elegir un nombre atractivo y con SEO para tu empresa. Luego deberás escoger un dominio (a ser posible el mismo) que termine en .com o .es (para España). También te hará falta contratar un servicio de hosting apropiado con suficiente espacio, que además te permita trabajar con bases de datos.

Para crear la tienda, no necesitas saber programación en PHP, ni nada parecido. Hay varios software que te pueden valer como , Opencart, OscommercePrestashop o Magento. Sólo hay que descargárselos en su página, instalarlos en nuestro servidor y empezar a llenarlos de productos. Puedes escoger un diseño de una plantilla o comprar uno.

Hacer todas estas tareas técnicas previas puede quizás llevarte mucho tiempo o no tengas los conocimientos adecuados. Puedes recurrir a un informático freelance que te ayude a instalar el software o incluso te haga un programa específico. Hay otros profesionales que también pueden venirte bien, como por ejemplo un diseñador web (para crear el logo y el diseño de la plantilla).

5. Consigue tráfico para tu página

Una vez que esté lanzada tu página al ciberespacio, sólo tendrás que conseguir tráfico para vender tus productos. Para eso deberás llevar a cabo las siguientes tareas:

  • Tener productos: cuantas más páginas haya indexadas, mejor. Cada producto deberá tener una imagen, una descripción amplia y detallada, información sobre el precio, descuentos, características, medidas, etc. Todo cuanto sea posible, ya que esto probablemente es lo que motivará la compra y te ayude a destacar sobre la competencia.
  • Posicionamiento SEO: es importante que tu página se posicione bien en Google: tanto la página principal como las de los productos. Deberás comprobar que tus URL son amigables (que el robot de Google las esté indexando), tengan etiquetas meta específicas y los títulos adecuados. Además necesitarás posicionar los productos a través de tareas de link-building.
  • Publicidad online: implementa una estrategia de SEM (Search Engine Marketing). Como las tareas de posicionamiento web llevarán bastante tiempo, si lo que quieres es escalar a las primeras posiciones de Google para ganar visitas, debes anunciarte con Google Adwords. Si pones un precio alto por click, aparecerás mejor situado para las palabras clave si en tu sector hubiera mucha competencia. Usa también banners y sliders en la parte central de tu web para promocionar productos específicos con buena venta.

6. Haz marketing social

Una gran parte del tráfico online de tu tienda virtual vendrá a través de las redes sociales. Debes contar con una cuenta de Facebook y Twitter como mínimo, aunque también te podría venir muy bien un canal de Youtube con análisis de productos en vídeo, muy valorados por Google. Piensa en otras alternativas, como Google Plus o Tuenti. Lo mejor es aprovechar bien aquellas en las que estés registrado.

También sería oportuno que contaras con un blog (con su newsletter) donde hablaras sobre las necesidades de tus clientes o temas relacionados. El objetivo no es la venta directa, sino crear una comunidad de lectores fieles vinculada con la tienda online. Lo mismo te digo para las redes sociales: aporta contenido para atraer al público o habla de promociones y descuentos. Los procesos de compra llevan tiempo y es contraproducente intentar forzarlos con publicidad intrusiva.

7. Analiza los resultados

Por último, te aconsejamos que utilices una herramienta fundamental para medir tus resultados: Google Analytics. Puedes integrarla con tu tienda online para obtener estadísticas interesantes, como los ingresos que te produce cada artículo. Deberás ir observando las ventas de cada mes y analizar globalmente los resultados de tráfico, ventas y retorno de la inversión. Si las previsiones de ventas no se están cumpliendo, quizás debas modificar tu estrategia, incrementar el esfuerzo o puede que no hayas escogido un nicho adecuado exitoso.

exito de la tienda online

¿De qué depende el éxito de una tienda online?

Hay muchos factores que influyen en el éxito o fracaso de una tienda virtual. Lo importante es no desesperarse, ya que es un proceso que llevará su tiempo. La mejor forma de mantener la motivación es analizando racionalmente la realidad, diseñando estrategias, trabajando mucho y observando los cambios.

De todos modos, te señalamos algunos elementos importantes para que una tienda funcione. No son los únicos que hay, pero sí digamos que son imprescindibles para hacer las cosas bien:

  • Diseño: Debes contar con un buen diseño, atractivo y que venda.
  • Navegación: las páginas deben estar bien estructuradas, debe ser intuitivo y lo importante debe ser fácil de encontrar.
  • Imágenes: una tienda donde todo es texto no va a ningún sitio. Tampoco mola una imagen genérica de “foto no disponible”.
  • Comentarios: a los clientes les gusta ver opiniones de otros antes de comprar. Intenta fomentar esto entre los usuarios a través del marketing online.
  • Variedad: pocos productos invitan al comprador a marcharse a otro sitio.
  • Descripciones: no son sólo importantes para el SEO, sino también para dar confianza al cliente, ya que le aporta datos necesarios para saber si es lo que anda buscando.
  • Posicionamiento: la mejor página del mundo, si no está bien posicionada, recibirá pocas ventas. Debes trabajar el SEO o contratar a un redactor que te lo haga.
  • Marketing social: haz promociones, concursos, dialoga con tus posibles clientes. ¡Crea tu propia afición! ¡Enamora a tu público!

Espero que esta información te haya servido. Te invitamos a que compartes este artículo en Facebook y Twitter. ¿Qué más cosas consideras necesarias para emprender una tienda electrónica en Internet?

¡No Te lo Pierdas!