Muchas de las personas que quieren vender en Internet se hacen la misma pregunta: “¿Cómo vender en Amazon? ¿Es posible tener éxito en el e-commerce a través de esta web?” La verdad es que esta plataforma de distribución de productos se ha convertido en una salida muy recurrente para los empresarios minoristas que desean dar salida a sus artículos, poniendo su catálogo en una tienda que recibe millones de visitas.

En este artículo vamos a explicar qué es lo que tienes que hacer para vender tus productos a través de Amazon y tener éxito. No diremos que sea la panacea, pues aunque no lo creas hay otras opciones más atractivas para un pequeño negocio. Sin embargo, vamos a tratar de explicarte todo lo que necesitas saber para darte de alta como vendedor, planes, características, tarifas y, en definitiva, toda la información para conseguir tus primeras ventas.

como vender en amazon

Cómo se puede vender con Amazon

El proceso para vender en Amazon es sencillo. No requiere demasiado esfuerzo y si tienes una pequeña empresa no te resultará difícil empezar. Te explicamos paso por paso cómo funciona para que empiezas a comerciar desde este instante.

1. Elige tu opción. Escoge la opción que más te interese y registra tus datos de manera transparente.

2. Sube el inventario a la aplicación. Una vez has elegido la opción que te interesa y te has registrado con tus datos, debes ir subiendo los productos que quieres vender.

3. Consigue que los clientes te vean. Trata de promocionar tu producto para que sobresalga sobre el de la competencia, compite por precios, gestiona bien el SEO y gana credibilidad en cada transacción.

4. Entérate de tus ventas. Mira todos los días si has recibido ventas y cumple con los plazos de envío para ofrecer un servicio profesional.

5. Empaqueta y envía. Haz un empaquetado lo más eficaz posible y envía el producto a la dirección que te haya indicado el comprador.

6. Corrobora el pago. Una vez que el cliente haya recibido el producto en su casa, Amazon te ingresará el dinero en tu cuenta.Confirma que lo has recibido y sigue con lo tuyo.

Hay dos formas de vender en Amazon. Una está enfocada a los particulares que quieren ofrecer unos cuantos productos de manera ocasional y la otra está propiamente enfocada a 

profesionales, empresas y gente que quiere vender al por mayor. Te explicamos las 2 tarifas y sus características.

  • Vendedor individual: debes utilizar esta opción si vas a vender de 1 a 40 artículos al mes. No hay cuota fija, pero Amazon se lleva 0,99 € de cada venta. Además, si quieres contratar una tarifa de promoción, deberás sufragar un 15% más por venta para algunos productos (libros, vídeo, música y DVD) y del 7% para el resto de la mercancía. Además hay una tarifa variable según la categoría del artículo. La desventaja es que no te deja vender en todas las categorías, no puedes subir un inventario automáticamente y no recibes informes de los pedidos.
  • Vendedor Pro: está enfocado a las empresas que quieran vender al por mayor, a partir de 40 artículos. Las tarifas son diferentes en este caso: pagas una cuota fija de 39 € al mes y pierdes un 7 y un 15% para las tarifas variables, pero no pagas por el cierre de una venta.

Uno de los factores principales que deberás tener en cuenta es el rating de ventas, los comentarios y los puntos a tu favor. La calidad de tu servicio (empaquetado, cumplimiento de los plazos, etc.) marcará tu calidad como vendedor y te ayudará a ganar credibilidad de cara a tus posibles clientes.

Plataformas de Amazon

No te hemos comentado que registrándote en Amazon.es puedes subir tus artículos a las 5 plataformas europeas (Alemania, Francia, Italia, España y Reino Unido). Pero para poder hacer ventas internacionales con una cuenta europea debes cumplir una serie de requisitos de tipo fiscal y legal. Ten en cuenta que al hacer envíos internacionales hay muchos factores que debes considerar para actuar profesionalmente, como los gastos de envío, el tiempo en que tarda en llegar el pedido o el pago de impuestos.

Hay otras plataformas como las de Estados Unidos (Amazon.com) o las de América Latina que puedes usar para vender en nuevos mercados. Los requisitos indispensables para registrarte como vendedor será disponer de una cuenta bancaria y una tarjeta registradas allí, una dirección y un número telefónico de contacto.

Hay formas de hacer esto sin ser residente: por ejemplo, contratando un apartado de correos internacional (donde sólo pagarías por envío), o haciéndote una cuenta como no residente en el Bank of America tan sólo presentando tu pasaporte. También se puede hacer más fácilmente a través de un amigo en los Estados Unidos. No obstante, es mejor que empieces por el mercado europeo.

Ventajas y desventajas de vender en Amazon

Las ventajas de hacer ventas a través de esta plataforma son varias, sobre todo si estás iniciándote en el mundo del comercio electrónico. Si no dispones de una web propia, con muchas visitas y bien posicionada, Amazon puede ayudarte a conseguir dinero líquido a corto-medio plazo. Algunas de sus ventajas son:

  • Sencillez: puedes vender sin disponer de tu propia tienda, ni tratar de posicionarla en un mercado competitivo. Con darte de alta como vendedor y subir tu inventario estarás ofreciendo tus productos y gestionando tus ventas sin invertir nada en software.
  • Popularidad: aunque es verdad que hay otras empresas similares (como Doctor Trade), no son tan conocidas, ni tienen tantas visitas al mes. Esto es una buena noticia porque tienes la oportunidad de acceder a un mercado con muy amplio.
  • Mercado global: con Amazon no te circunscribes a un mercado local o en lengua española. Puedes ofrecer tus productos a clientes del extranjero a través de las otras plataformas de Amazon, sobre todo si son info-productos o algo intangible que no requiera gastos de envío. En caso contrario, también puedes utilizarlo como plataforma para dropshipping (vender productos de otros, sin stock).

Tratándose de un gigante de Internet, es posible que pienses que en Amazon deberían ser todo ventajas. Pero no es así. La popularidad a veces implica algunas condiciones un tanto abusivas que demuestran por qué es mejor disponer de una tienda online. Estos son algunos de sus aspectos negativos o desventajas.

  • Comisiones: A diferencia de lo que pasaría con tu propia tienda, Amazon se lleva una comisión por cada transacción, haciendo que ganes menos dinero por venta.
  • Métodos de pago: esta empresa no te permite cobrar dinero por Paypal, por ejemplo. Es posible que algunos de tus clientes sean reacios a proporcionar su número de tarjeta de crédito por internet. Esto te hará perder ventas.
  • Competencia: al tener que competir dentro de una misma página en precio, resulta evidente que tendrás que competir con los productos de segunda mano que se venden con descuentos. Si vendes en tu propia tienda online, lo que tu visitante tiene a la vista es todo tuyo.
  • Cuota mensual: tendrás que tener un gasto de 39 € al mes bastante incómodo y poco razonable para las prestaciones que te dan.

Conclusiones

Vender a través de Amazon es una tarea posible, aunque siempre es más recomendable llegar a disponer de una tienda online propia para no depender de nadie y ganar más dinero. Si quieres saber cómo se puede hacer esto, te invito a que leas mi artículo “Cómo crear una tienda online”. ¿Has utilizado Amazon para vender tus productos? Cuéntanoslo en los comentarios.

¡No Te lo Pierdas!