Seguro que quien más o quien menos han tenido algún sueño que le hubiera gustado cumplir y por distintos motivos las circunstancias le han frenado a la hora de ponerlo en práctica. Unas veces el dinero a invertir, otras la falta de dedicación al propio proyecto o bien la falta de creencia en el mismo.

Desde hace algún tiempo existen las denominadas plataformas de crowdfunding. Se trata de sitios web donde poder dar a conocer un proyecto que necesita financiación y que no la puede conseguir de grupos inversores fuertes. En estos portales puedes publicitarlo, darlo a conocer y empezar a recaudar dinero para finalmente poderlo llevar a buen puerto.

 

crowdfunding

 

 

¿Qué és el crowdfunding?

Por ejemplo, puedes divulgar tu grupo de música y pedir dinero para producir un disco a tus seguidores a través de la plataforma y ofrecerles a cambios descuentos o invitaciones para alguno de los conciertos de la formación musical.

crow 2

 

Funcionamiento de la plataforma de crowdfunding

Normalmente, estas plataformas funcionan de la siguiente forma:

  • Publicas tu proyecto y lo explicas detalladamente.
  • La plataforma te ofrece un tiempo límite para recaudar la financiación que tú mismo fijes para lograr poner en marcha el proyecto.
  • Difundes tu proyecto y buscas financiación entre tus contactos a través de la propia plataforma, un blog, el email, las redes sociales y todo aquel canal que pueda serte útil para hacer llegar tu propuesta. De la originalidad, honestidad y pasión que desprenda tu proyecto dependerá el éxito a la hora de captar las microdonaciones de cientos de usuarios.

 

Algunos ejemplos de plataformas de crowdfunding

En la red puedes encontrar una extensa variedad de plataformas de crowdfunding, como Kickstarter o las catalanas Verkami o Impulsa’t, portales que compilan y ayudan a la difusión de proyectos artísticos y culturales. A través de ellas podrás ver en la red multitud de ejemplos de proyectos que han salido adelante, desde la producción de álbumes musicales hasta la creación de un negocio de huertos urbanos de agricultura ecológica, pasando por la financiación de campañas de partidos políticos o el nacimiento de compañías empresariales. En España, uno de los primeros proyectos que utilizó el crowdfunding, aunque no fuera de una forma digital, fue el grupo extremeño de rock Extremoduro en 1989.

 

¿Riesgo? Sí, lo hay

Si bien esta filosofía de mecenazgo presenta en su gran mayoría ventajas, hay algunas corrientes que plantean como riesgo el hecho de que mientras se está divulgando el proyecto para conseguir financiación un tercero con poder inversor pueda copiar la idea y llevarla a cabo antes que quien tuvo la idea original. Puede que en dicho caso el propio público llegue a repudiar al segundo en discordia y apoye entonces de forma incondicional al primer creativo.

 

¿Tienes un proyecto? Lánzate sin miedo

Las plataformas citadas arriba son sólo algunos ejemplos de las muchas opciones que podrás encontrar navegando un poco por la red. Tu proyecto tendrá unas características particulares en las que encaje mejor en la política de una u otra alternativa.

De modo que abre tu mente, cree en tu talento y no tengas timidez a la hora de pedir dinero para lanzar tu sueño al estrellato. Y no olvides que te debes a tu público, y que como reza la esencia del crowfunding deberás ofrecer a tus pequeños mecenas algún privilegio exclusivo a cambio de su inestimable ayuda.