Damos un respiro a nuestra serie de propuestas de trabajos y oportunidades online para dar paso a lo siguiente: desenmascarar las principales falsedades de las oportunidades de los trabajos por Internet. Constantemente vemos cientos y miles de personas que buscan una oportunidad de empleo y al mismo tiempo son estafadas y engañadas.

Nuestro propósito no es culpar a aquellas personas que tras perseguir un fin noble, cayeron en medios nada productivos. Queremos unirnos a la voz del ¡ya basta! a tantos fraudes que engañan a personas desempleadas para ganar dinero usando su necedad (porque al final estos estafadores sí logran su objetivo). A continuación, realizamos una pequeña guía para presentar en panorama general sobre cómo inician los engaños online,  cómo se concretan y cómo evitarlos.

 

estafas por Internet

 

 

Todo inicia con una necesidad palpable

 

El factor determinante para que una estafa de trabajo online llegue a prosperar es la persona que accede a ella, pero, ¿por qué se llega a involucrar a un engaño así? No se trata de la decisión en sí, sino más bien, de las necesidades que las llevaron a tomar esa opción. No es secreto que la crisis financiera, no sólo en Europa, sino en casi todo el mundo es ¡insoportable! Esto a su vez, ha traído consecuencias en las personas:

  • Clausurar negocios con los recurrentes despidos.
  • El proceso de consumo ha descendido drásticamente por el miedo a que la situación económica del país empeore.
  • Problemas a la hora de sufragar gastos de pagos adquiridos.

 

 

El desempleo y la necesidad de combatirlo

 

Por dar un pequeño ejemplo, en España, para el mes de junio se dieron  a conocer cifras de desempleo que rosaban la incredulidad,  para ese entonces, el 27.16% de personas con estudios superiores o contratos fijos no contaban con un empleo. La mayoría de ellos con edades de entre 30 y 50 años. Este número marcaba –y lo sigue siendo un nuevo récord de desempleo en los últimos tiempos para este país.

Pero vamos más allá, el futuro no es para nada, prometedor. De hecho, un estudio realizado prevé que el PIB disminuirá al menos 1% en 2013, y que no será hasta 2014 que exista una posible reducción de la tasa que, a pesar de ello, no será significativa hasta finales de 2014 e inicios de 2015.

¿A caso debemos seguir presentando más fundamentos? Por supuesto que no, el punto es, que a raíz de problemas como estos, muchas personas buscan otros medios para generar ingresos para no caer en la ruina económica. Con este fin buscan empleos en un medio que hasta hace años atrás no se consideraba como prioritario, así es, nos referimos a la red de comunicaciones más grande de todas: el Internet.

 

 

¿Negocios online, una gran oportunidad para el desempleo?

 

El Internet es una ventana de  oportunidades para desempleados, pero como en todo, existen riesgos palpables que ahora mismo ocurren. Es aquí donde entran los estafadores o engañadores, que basándose en sus conocimientos –porque estos sujetos son estudiosos profesionales en su área- invitan a miles de personas a invertir en negocios y trabajos online. Varias de estas propuestas vienen precedidas de miedo por el desempleo y GRANDES oportunidades de combatirlo; pero cuidado, que desde mi experiencia, GRANDES ingresos desde casa y sin hacer mucho, es sinónimo de grandes ESTAFAS.

 

 

¿Cómo evitar estos fraudes?

 

  • Ignore webs “oficiales” que le declaran ingresos de entre USD$ 3.000 a USD$ 5.000 en una semana o menos, si ha seguido nuestras publicaciones descubrirá que esto es simple y sencillamente imposible.
  • Infórmese, el primer paso para no caer en la trampa es descubrir los engaños más comunes utilizados en la publicidad, en general estos son repetitivos.
  • Investigue logos oficiales y legales en el sitio que ofrece la oferta laboral o la oportunidad de negocio, la BBB (Better Business Bureau), por ejemplo.
  • Descubra si ese sitio posee información acerca del mismo en otras webs. Una forma sencilla de saber si se trata de una estafa o no, es investigar experiencias de otros usuarios que ya hayan intentado acceder a esas ofertas. Cuando se trata de un robo, generalmente se encontrarán varios comentarios que concluirán de la misma forma: una estafa.
  • No existe una garantía de devolución, este “gancho” al público es común en las estafas por Internet, todos ellos le ofrecerán “hacerle exitoso enseguida”, el 99% de esas propagandas son falsas. El slogan de “si no funciona le devolvemos el dinero”, no es real, lo más seguro es que termine invirtiendo bajo una falsa creencia.
  • Un trabajo desde casa no requiere un sistema, si usted tiene habilidades como la redacción de contenido, publicar audiolibros, publicar vídeos, entre otros, sabrá que el dinero que se ingrese es puramente resultado de su esfuerzo, no se necesita comprar un programa o pagar por mantenerlo.

 

 

Verdaderas ofertas de trabajo en línea

 

Y llegamos al punto final, descubierto el por qué y para qué del problema en mención, nos resta realizar la última advertencia: es probable que ahora mismo este en búsqueda de un empleo desde casa que le permita generar ingresos extra, y esto está bien, lejos de todos los engaños, el Internet ofrece una amplia posibilidad de conseguir un empleo digno y satisfactorio.

Nuestra idea es servirle de guía para evitarle perdidas de dinero con estos engaños por Internet ¿ya le ha pasado? Bueno, resta aprender de la lección, ver hacia adelante y persistir. Finalmente, le realizamos una pregunta que le servirá como punto de partida o para iniciar de nuevo: ¿cuáles son sus fuertes para trabajar en este medio? Evalúese y vaya en búsqueda de esa oportunidad. A continuación una serie de propuestas reales para generar dinero extra a su bolsillo: