El mundillo de la web 2.0 actual se define en dos palabras clave: marketing online. ¿Qué diablos es eso del marketing online? ¿Por qué debería importarme? ¿Realmente hace falta tener algún conocimiento de marketing para ganar dinero por Internet con un blog o una página web?

 

Todo el mundo parece tener ya claras esas preguntas. Se dice que si no estás en Facebook, Twitter y un montón de redes sociales más no eres nadie. Que para que un negocio despegue en Internet necesita promocionarse y darse a conocer a través de los medios digitales. En eso estamos todos de acuerdo.

 

Marketing que es

 

El problema es que el marketing online es mucho más que eso y la gente no siempre conoce su alcance. Hablamos de marketing online, pero no somos conscientes de la complejidad a la que se está llegando en la actualidad. Espero en este artículo poder aclarártelo para que te convenzas de lo importante que es formarse en este tema.

 

 

Qué es el marketing online

 

La definición clásica del marketing hace referencia a éste como

 

“un proceso social en el que los individuos intercambian bienes y servicios para satisfacer sus necesidades”.

 

Cuando hablamos del marketing online, o marketing digital, estamos hablando de ese proceso social a través de los medios interactivos de la web 2.0, con todos los cambios que eso implica.

 

En este proceso social o de comunicación, se dan cita varias clases de sujetos en un espacio que llamamos mercado. En un mercado hay grupos y personas con necesidades y deseos y una serie de empresas que necesitan vender productos y servicios satisfaciendo esas necesidades. Empresas y consumidores se relacionan entre sí antes, durante y después de que el consumidor adquiere un producto o servicio. El bienestar del mercado depende del mantenimiento de esas relaciones.

 

¿Cómo se mantienen esas relaciones? Mediante las acciones de marketing, enfocadas en una estrategia de marketing: eso implica identificar los deseos y las necesidades de la gente y desarrollar actividades enfocadas a satisfacerlas. Para el caso del que hablamos, sería una estrategia de marketing online. Veamos cuáles son los elementos de una estrategia de marketing online a los que se debe prestar atención.

 

 

¿En qué consisten las acciones de marketing online?

 

Las acciones de marketing que nosotros utilizamos van enfocadas a buscar y mantener a los visitantes de una página web o blog con el objetivo de tener una audiencia, de la cual un porcentaje es susceptible de convertirse en cliente.

 

¿Cuáles son nuestros objetivos? Los definiremos en nuestra estrategia de marketing online, que constará de las siguientes áreas.

 

 

1. SEO y SEM: tienen que encontrarnos

Nuestro público tiene que encontrarnos a través de los motores de búsqueda, ya sea mediante un posicionamiento web natural y orgánico o mediante la publicidad de los enlaces patrocinados. El SEO (Search Engine Optimization) son aquellas técnicas que usaremos para conseguir un posicionamiento orgánico. El SEM estará enfocado a las acciones de marketing puntuales en las que queramos posicionarnos para una conversión más rápida.

 

 

 2. Diseño y creación web: tenemos que gustarles

De nada sirve a la relación de comunicación empresa-consumidor, si cuando conseguimos que la gente llegue a nuestra página tiene que salir huyendo porque el diseño web es malísimo. Debe haber una buena arquitectura web, que sea intuitiva, para que las personas encuentren lo que buscan.

 

Tampoco el diseño gráfico es lo único importante; nuestra página tiene que poseer una funcionalidad en términos de programación web que permita a las visitas navegar cómodamente por ella sin problemas de ningún tipo.

 

 

3. Marketing social: tenemos que dialogar con ellos

Para conocer las necesidades del mercado debemos hablar con nuestro público. Las redes sociales nos ofrecen una herramienta de comunicación inmejorable para este fin. Facebook, Twitter, Google Plus y otras redes sociales te permiten publicar contenido y obtener estadísticas como “me gusta”, “comentarios”, “retweets” y otros feedback que nos indican qué necesita nuestra audiencia, qué le interesa y cuáles son sus problemas.

 

Además: los lectores no quieren sólo contemplarte. Necesitan participar, aportar, contribuir con sus opiniones y ver que son importantes y se les hace caso. Cuando se les responde, se dialoga, se les entrevista y se les valora, conseguimos uno de los objetivos del marketing: la fidelización.

 

 

4. Marketing de contenidos: debemos aportarles valor

Los visitantes/lectores/clientes/seguidores deben encontrar contenidos que les aporten valor para que sigan queriendo dialogar con nosotros. El diálogo nos aporta información sobre sus necesidades. Los contenidos de un blog, o de Facebook, o de cualquier red social, van enfocados a satisfacer esas necesidades que hay en el mercado: cómo se hace esto, qué problemas existen hoy, etc.

 

No se trata de decirles qué empresa les puede ayudar, ni de acosarles con “llame ahora” o “compre ahora”, sino de dialogar, aportar información, ofrecer contenido gratuito que permita mantener una relación de comunicación durante un largo plazo.

 

Cuando alguien prueba algo gratis, muchas veces se siente satisfecho y decide comprar el plan o producto de pago. Así el marketing se convierte en un instrumento para convertir a lectores fieles en clientes. Llamamos “retorno de la inversión” o ROI (Return on investment) al porcentaje o ratio obtenido de dividir la diferencia de lo invertido en acciones de marketing (inversión) y los resultados (ventas obtenidas) entre la inversión.

 

Ninguna empresa puede vivir al fin y al cabo de los “me gusta” de Facebook, aunque sean tremendamente importantes.

 

5. Marketing de afiliados: que difundan la palabra

Una vez que hemos logrado convertir a un porcentaje de lectores en ventas, y las ventas en seguidores fieles, tu blog o web posee un potencial increíble para seguir creciendo. Puedes convertir a tus “fans” más incondicionales en personas que hablarán de tu página en blogs, foros y páginas web a cambio de una comisión. Esto es lo que conocemos como marketing de afiliación.

Una de las partes fundamentales del marketing en Internet es aprovechar las posibilidades de viralidad que nos ofrece. El marketing de afiliados te permite redoblar la capacidad de tu negocio online de generar dinero.

 

 

¿Por qué todo esto es tan importante?

 

Sin una adecuada estrategia de marketing online, que parte de un estudio previo del mercado en Internet, hoy resulta imposible ganar dinero por Internet. Hablo de métodos serios para ganar dinero, claro está, no de hacer dinero rápido con e-mails, encuestas y otras cosas por el estilo. Yo sólo te hablo de negocios serios y a medio-largo plazo.

 

Espero que seas consciente de lo importante que resulta hoy el marketing online para empezar a ganar dinero a través de Internet. Si tienes alguna duda o cualquier comentario, por favor, necesito conocer tu opinión y hablar contigo. Ahora te pido que pienses en una persona a la que le haga falta leer este artículo para tener una idea más clara del marketing online y comparte esta entrada a través de tu Facebook o Twitter.