La vida de la escritura en un blog o una página web – que para mí viene siendo lo mismo -, no es complicada, puede requerir de conocimientos ortográficos y una excelente ejecución de ideas y pensamientos, pero lejos de eso, quien ama escribir sabe que este es una de las tareas más apasionantes del mundo.

 

Sin embargo, muchos bloggers y webmasters – en cuales me incluyo –  llegamos a un momento corto en nuestra profesión en la que pareciese que las ideas disminuyen, y aquello que parecía tan simple y motivador deja de serlo, es más, se convierte en una rutina. Las razones por las que sucede esto son varias, pero no me enfocaré en el problema sino en las soluciones. Creo firmemente que solo resta un toque de atención a nuestro enfoque para regresar a aquellos días gloriosos días donde escribir era la mejor oportunidad que se nos pudiese presentar.

 

Para todo existe una solución y aunque no se encuentre una receta definida, yo quiero compartirle cinco consejos para que en esos momentos de crisis de ideas, estas regresen a  su mente y vuelva a redactar con tanta pasión como lo hizo la primera vez.

 

escribir en un blog

 

 

1. Realice una actividad extenuante

 

En ocasiones lo único que hace falta es que el cerebro reciba un poco de oxígeno, y como es evidente esto se logra realizando alguna actividad física. Al revisar los perfiles de algunos bloggers descubro un aspecto que en general todos tienen en común, y es que la mayoría practican alguna actividad física.

Elija la actividad que más le guste hacer y permítase un respiro a sus tareas de escritor. El oxígeno renueva, así que un poco de ejercicio puede ayudarle a desbloquearse cuando no vienen ideas nuevas.

 

 

2. Busque una actividad relajante

 

Por otra parte, se encuentra la relajación que también ayuda a que sus ideas puedan aparecer en esos momentos de bloqueo. Algunas de las mejores ideas surgieron luego de un tiempo de relajación como dar un paseo al parque, una ducha, un baño de burbujas o incluso luego de una siesta.

 

 

3. Lea los blogs de sus competidores

 

Revisar los blogs de quienes escriben en la misma que usted ha elegido también puede desatar buenas ideas para escribir ¡pero eso no significa que vaya a copiar las de su competencia! Hágase estas tres preguntas al revisar los blogs: ¿Qué están escribiendo? ¿Qué hacen mal? ¿Cómo han respondido sus lectores al respecto?

Vea los comentarios en el blog, esto puede darle una idea acerca de qué esperan los lectores y si existe algún tema que aún no se haya abordado y generar de ahí un tema para escribir.

 

 

4. Sencillamente escriba

 

Así de sencillo, empiece a escribir sobre lo primero que venga a su mente sin importando si tiene es relevante o no, sobre el clima, su familia, la naturaleza, el perro del vecino; en fin, sólo el hecho de escribir algo puede sacarle del bloqueo en que se encuentre.

 

 

5. Busque ideas en los foros

 

A cada cierto tiempo resulta interesante darse un paseo por algunos foros que abarquen el tema de su blog, aproveche para observar qué es lo que las personas está comentando, de ahí puede tomar ideas acerca de qué quieren leer y empezar a escribir sobre esos temas.

Son cinco pasos que puede ayudar a cualquier redactor a salir de ese lapso de letargo. Si está pasando por esta situación no se culpes, a mí me ha pasado, pero créame cuando le digo que a veces nos ahogamos en un vaso con agua, por simple que parezca la solución, usted puede tener la respuesta a ese pequeño inconveniente, evalué sus objetivo y replantee su estrategia.