Para que un negocio Web conquiste el mercado, debe ofrecer a sus públicos productos o servicios que respondan completamente a sus necesidades.

El negocio Web es una promesa, puesto que apunta a colmar un deseo, reportar un beneficio, suplir una carencia, facilitar un propósito oportunamente.

 

Negocio Web

 

Esa promesa debe colmar la expectativa principal con que llega el cliente al sitio Web, con base en un beneficio estrella que sirva de atractivo principal y al mismo tiempo, motive otras visitas y compras y acarree referidos por recomendación.

 

Cumple la promesa, ofreciendo varios productos o servicios que la satisfagan con calidad, variedad y precio.

 

Caracteriza tu tienda Web como única entre las de su clase, ofreciendo de manera auténtica lo que los demás no brindan, define su distinción.

 

Combina la imagen con la palabra y crea el ícono y el lema que serán sus referentes inolvidables en la mente del cliente, de modo que una alusión visual o verbal constituyan una evocación única del negocio y los privilegios que concede.

 

Construye credibilidad con honestidad, atención oportuna, eficiencia y responsabilidad ética e inspira la confianza de los clientes y el mercado.

 

Estimula el mercado, abre canales de comunicación frecuente con los clientes, tómate el trabajo de conocer sus preferencias y deseos, cautívales con incentivos adicionales atractivos y novedosos, cultiva su interés.

 

Puedes hacerlo mediante estrategias de servicio que generan tráfico o atraen visitas de clientes directos y potenciales, tales como las descargas gratuitas de programas y software actualizado, la publicación de curiosidades e información útil de actualidad y los enlaces o links a otras Web.

 

También ubicando publicidad en otros sitios, llevando a cabo intercambios publicitarios y promocionando continuamente la página en la Red.

 

Así mismo, disponiendo de un medio para que los clientes puedan hacer contacto, preguntar, resolver dudas e interactuar, y proporcionando diversas formas de pago.

 

Mantener la promesa renovada y premiar la fidelidad de los clientes es otra fuerza impulsora.

 

Apela a la creatividad.  La novedad es atractiva para los públicos, refresca con frecuencia la imagen, los contenidos y los productos y servicios.  Constantemente hay cosas nuevas y más modernas en el mercado.

 

La gente quiere ir a la vanguardia. Los avances científicos y tecnológicos y la moda, marcan el compás de los cambios en las preferencias de los consumidores.

 

Internet como generador de ingresos, recursos e ideas valiosas, es un camino infinito de posibilidades y sugerencias, una escuela pública abierta que facilita el aprendizaje, aprovéchala, porque son muchos los negocios que se pueden emprender con éxito en la Red.

 

La salud, la belleza, las finanzas, la información, la construcción, la maquinaria, la tecnología, los servicios, son oportunidades temáticas entre la infinidad disponible para los emprendedores perseverantes que deciden enfocarse, estudiar el mercado, conocer a fondo un público y lazarse en busca del éxito comercial.

 

Todo ello a partir del diseño de la promesa básica que constituye la columna vertebral de un negocio, del que pueden desprenderse otros, ya que es posible por ejemplo, rentabilizar el tráfico con la venta de espacios publicitarios para Banners.

 

En la Red el sistema de negocios está basado en un mundo estructurado que los define en un sinnúmero de categorías, de acuerdo con los participantes que interactúan, el alcance geográfico, su dedicación a una perspectiva concreta o a la diversificación, etc.

 

Internet es un amplio universo por conocer y conquistar, del cual un emprendedor con visión y capacidad de proyectarse en el largo plazo puede hacer un imperio construyendo de a poco con paciencia y persistencia, ya que la tecnología cada día lo airea con nuevas posibilidades.